METODOLOGÍA

La presente propuesta se basa en la concepción de educación inclusiva que facilita la participación, de forma que todo el alumnado del aula participe, este presente y obtenga logros de todas las actividades que allí se realicen, generando siempre altas expectativas para todos ellos.

A lo largo de estas Unidades Didácticas se pretende despertar la curiosidad y la comprensión sobre la organización social y nuestro sistema tributario, fomentando la reflexión sobre los datos que conocen y estimulando la creatividad y el ingenio del alumnado, proponiendo unos productos finales de elaboración propia para cada Etapa educativa.

La idea que subyace, sobre todo, es orientar al alumnado para que sea capaz de construir conocimiento y compartirlo, desarrollando de esta forma habilidades de pensamiento mediante la elaboración de trabajos propios y originales.

Con el desarrollo de este material se persiguen los siguientes objetivos generales:

OBJETIVOS GENERALES

  • Fomentar el pensamiento crítico y la iniciativa personal, tanto en el desarrollo de hábitos de trabajo individual como de equipo.
  • Impulsar el pensamiento visual como medio para expresar ideas y sentimientos con dibujos; trabajar la creatividad; reforzar el pensamiento verbal atendiendo a otros formatos diferentes al lingüístico.
  • Fomentar el desarrollo de un pensamiento eficaz, crítico y creativo.
  • Implicar al alumnado en procesos de indagación o resolución de problemas.
  • Favorecer el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) como recurso didáctico del profesorado, pero también como medio para que los alumnos exploren sus posibilidades para aprender, comunicarse y realizar sus propias aportaciones y creaciones utilizando diversos lenguajes.
  • Empoderar al alumnado como futuros ciudadanos y ciudadanas.
  • Desarrollar habilidades de vida para el bienestar personal y social desde un enfoque proactivo, mejorando las relaciones interpersonales.

VINCULACIÓN CON LAS COMPETENCIAS

Las orientaciones de la Unión Europea insisten en la necesidad de adquirir las competencias clave que preparen al alumnado para las demandas de la sociedad actual, una sociedad cambiante, que crea incertidumbres; una sociedad global y plural en la que es fácil y rápido obtener información.

Teniendo en cuenta este aspecto, la propuesta que hacemos aquí es trabajar competencialmente, de forma que todas las competencias se incluyen como elemento esencial en cada Unidad Didáctica. Puesto que el conocimiento competencial integra no solo el conocimiento de base conceptual, sino también el desarrollo de destrezas, actitudes y valores, estaremos basándonos en la concepción humanista y social de la educación.

El aprendizaje basado en competencias se caracteriza por su transversalidad, va a estar presente en todas las áreas, por su dinamismo, implica un proceso mediante el cual se adquieren mayores niveles de desempeño, y por su carácter global, puesto que se basa en valores que promueven una formación integral como persona.

Las competencias clave están íntimamente relacionadas y vinculadas a los objetivos generales que se persiguen, favoreciendo, por lo tanto, su consecución. Asimismo, estarán desarrolladas en la propuesta curricular y en el desarrollo de las orientaciones y estrategias metodológicas que se proponen.

  1. La competencia en comunicación lingüística está presente en todas las actividades que se van a llevar a cabo en esta Unidad Didáctica. Esta competencia se trabajará a través de las interacciones dialógicas que se propicien en el aula, tanto en gran grupo como en pequeño grupo, y también a través de distintos soportes, valorando el uso de soportes digitales que permitan al alumnado conseguir alfabetizaciones múltiples. Se propicia así una visión vinculada con prácticas sociales donde el aprendizaje está determinado por las situaciones de interacción, fomentando y valorando tanto el número de interacciones como la variedad de las mismas, constituyendo, además, un elemento clave para la socialización de todo el alumnado en el aula. Esta competencia está asentada en los valores y actitudes que se van a desarrollar a lo largo de la unidad didáctica, como son el respeto, el desarrollo de un espíritu crítico, el valor de la diversidad, la escucha activa y empática, el diálogo igualitario, así como las destrezas inherentes a esta competencia: lectura, escritura y habla, comprensión y expresión oral y escrita…
  2. Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología. Estas competencias incluyen una serie de valores que se basan en el rigor. Son actitudes necesarias y muy vinculadas a la toma de decisiones, al desarrollo de un pensamiento crítico, a la resolución de problemas, retos y búsqueda de soluciones. El trabajo del espacio y la forma que incluye descodificación y codificación de la información visual, perspectiva, transformación de formas, escenas tridimensionales…, es un área concreta de la competencia matemática que va a desarrollarse de forma espacial en la creación de uno de los productos finales propuesto en estas Unidades Didácticas (elaboración de un cartel publicitario). Del mismo modo que se desarrollarán criterios éticos y sentido de la responsabilidad propios de las competencias básicas en ciencia y tecnología.
  3. Competencia digital. Se trabajará a través del uso creativo, crítico y seguro de las TIC en el desarrollo de la actividad propuesta y se trabajarán también los lenguajes textuales, icónicos, visuales, gráficos y sonoros adaptados a la sociedad del siglo XXI.
  4. Aprender a aprender. Esta competencia se caracteriza por la habilidad de iniciar, organizar y persistir en el aprendizaje y se fomentará a través de la motivación, de la metacognición y de la planificación, tanto de forma individual como en grupo, favoreciendo el desarrollo de procesos cognitivos de orden superior.
  5. Competencias sociales y cívicas. La competencia social se relaciona con el bienestar personal y colectivo, siendo éste el objetivo principal que se persigue con estos materiales. La competencia cívica se basa en el desarrollo de valores humanos como justicia, igualdad, ciudadanía, derechos humanos…,
    Para desarrollar estas competencias se partirá siempre de una actividad de sensibilización, actividad necesaria para comprender y entender aspectos concretos de la realidad social y emocional de algunas personas.
    El objetivo que se persigue es siempre poner los valores en acción, actuar, a través de la cooperación, el compromiso y el empoderamiento de todo el alumnado.
  6. Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor. Cada Unidad Didáctica finaliza con una actividad cuyo propósito es transformar una idea en un producto visible. Este objetivo encuadra perfectamente en esta competencia que incluye además la conciencia de valores sociales como la solidaridad.
    Se abordarán aspectos relacionados con la capacidad creadora y la innovación, con la capacidad para trabajar tanto individualmente como en equipo, con un sentido crítico y de responsabilidad.
  7. Conciencia y expresiones culturales. Al igual que la competencia anterior, ésta está presente en las Unidades Didácticas al referirse al componente expresivo y capacidad estética y creadora, así como al dominio de las capacidades relacionadas con distintos códigos artísticos y culturales.

PRINCIPIOS METODOLÓGICOS

El aprendizaje basado en competencias supone incluir las competencias como elemento esencial del currículo, favoreciendo de esta forma el desarrollo competencial del alumnado. Pero supone también basarse en el uso de metodologías activas que implican una actitud activa del alumnado y el profesorado. Es preciso que el alumnado se constituya como un elemento activo en el proceso de aprendizaje, propiciando actividades que promuevan el trabajo en equipo y fomenten la capacidad de aprender por sí mismos favoreciendo y estimulando la metacognición (ser testigos del propio aprendizaje) fomentando de esta forma la participación e implicación de todos los alumnos en el aprendizaje.

EVALUACIÓN

Estos materiales pretenden proporcionar recursos para la reflexión sobre el funcionamiento social y la participación ciudadana de una forma adaptada a las distintas etapas educativas.

En este proceso el profesorado podrá identificar errores, identificar sus causas e incidir en las correcciones pertinentes.

La importancia de la evaluación como proceso continuo en el que participa el alumnado es importante en este tema de la educación cívica y tributaria. Así identificar necesidades de información, detectar conceptos erróneos y aprender de estos errores, reflexionando las causas que los producen, guiará a los docentes en este trabajo.

UNIDAD DIDÁCTICA

5º y 6º Primaria

De 10 a 12 años
UNIDAD DIDÁCTICA

1º y 2º ESO

De 12 a 14 años
UNIDAD DIDÁCTICA

3º y 4º ESO

De 14 a 16 años
UNIDAD DIDÁCTICA

Bachiller y FP

16 años