PARTE 1

LOS CUMPLEAÑOS DE MAYO

Como todos los años, un sábado de primavera madrugamos y nos fuimos al pueblo para celebrar los cumpleaños de mayo. Ese mes cumplen los años mi madre, Uxue y el tío Carlos y los celebramos en casa de la abuela. Ese día mi padre no iba cantando por el camino.

- A ver si os portáis bien ahí atrás, dijo mi padre.
- Pero si solo le estaba soltando los cordones a la canija, dije yo.
Mi hermana se ríe muy fuerte cada vez que se los suelto y esta vez se estaba partiendo de risa. Y cada vez que se ríe, me río yo. Puedo parecer un poco simple a veces.
- No está el horno para bollos, dijo mi madre.
Cuando mi madre dice eso es que es mejor no meter mucho ruido, mejor que piensen que no estamos.
- Yo quiero bollos, dijo mi hermana, que nunca se entera de la fiesta.
- Luego, cariño, cuando paremos, dijo mamá.
- ¿Has tenido algún problema, papá?, pregunté yo, que me gusta portarme como una persona mayor de vez en cuando.
- Ninguno, cariño, dijo mamá.
- Mi padre respiró profundamente y dijo: Bueno, tu madre y yo tenemos cita el lunes para la Declaración de la Renta.
- Ya ves, dijo mamá y se volvió para mirarme, no hay ningún problema. Es como cuando te van a vacunar. Lo pasas fatal antes, pero luego, es para bien.
A mi madre le encanta decir eso de “luego es para bien” pero los pinchazos duelen. Así que mis padres tienen que vacunarse o algo así. No me extraña que mi padre esté nervioso. Mi madre está tranquila. Ella es así.
- Yo quiero bollos, dijo mi hermana, que está todo el rato hablando pero es incapaz de mantener una conversación.
Más vale que ya se veía el pueblo y enseguida nos bajaríamos del coche.
- Yo quiero bollos, repitió la canija.
El año pasado, cuando aún no hablaba, todo era mucho más tranquilo.
Cuando nos bajamos, le pregunté a mamá que era eso de la Declaración de la Renta.
- Luego te lo explico, me dijo, y se lanzó corriendo a saludar a la abuela.
Esa intriga se mantuvo gran parte del día.
Bueno, mientras mi madre besa a todo el mundo, voy a presentaros a la familia:
La Familia
Martina

La abuela Martina

Es la madre de mi madre y vive en el pueblo. Le gusta ir al monte y coger setas, moras, manzanilla, de todo.

Juanjo

El abuelo Juanjo

Es el padre de mi padre. Vive en el mismo pueblo que la abuela Martina, por eso se conocieron mis padres, porque vivían en el mismo pueblo. Tiene una huerta llena de lechugas y tomates y ¡¡lombrices!!

Ana

Ana, mi madre

Trabaja en una oficina y cuando tiene un rato se esconde detrás de un libro. Le gustaría estar todo el día leyendo. Suele estar de bastante buen humor. Casi siempre, vaya.

Jon

Jon, mi padre

Trabaja en una fábrica enorme. Es majo. Se enfada poco. Lo que más le gusta es ver cine japonés, ¿te lo puedes creer?

Inaki

Yo, Iñaki

Lo mío son los animales. De mayor quiero ser veterinario y también viajar por todo el mundo con mi cámara. ¿Os imagináis que encuentre y fotografíe especies desconocidas?

Policia con Irati

Irati, la canija

Acaba de empezar a hablar y no calla. Yo le llamo la canija o cani y ella se ríe. Es maja y suele perderse con facilidad.

Nerea

La tía Nerea

Es la hermana de mi madre. Es un chollo, porque es maestra y si no entiendo algo le pregunto. Siempre sabe dónde encontrar información.

Carlos

El tío Carlos

Es el marido de mi tía Nerea. Es guarda forestal. Se sabe los nombres de todos los animales y las plantas.

Celia

La tía Celia

Es la hermana la pequeña de mi padre. Es científica. Investiga nosequé de unas células muy raras y muy importantes. Ahora, va a irse a Alemania.

Uxue

La prima Uxue

Es la hija de mi tía Nerea y mi tío Carlos. Ayer, patinando, se cayó y se rompió el brazo. De mayor, quiere ser escritora de letras de canciones.